Asesorar y acompañar, el rol del Agente de viajes

Un viaje primero se sueña, luego se proyecta y finalmente se vive. Cada una de estas etapas son momentos que merecen disfrutarse con la tranquilidad de que todo va a salir bien y si hay algo fuera de los planes saber que tenemos el respaldo de profesionales que nos guían y acompañan en todo el proceso, porque ese es el rol del Agente de viajes.

Hoy con un clic podemos comprar en pocos minutos un lugar en cualquier aerolínea que nos lleve al destino elegido o reservarnos la habitación de un hotel guiándonos por la publicación de sus fotos y los datos de ubicación. Pero en esa inmediatez podemos encontrarnos con sorpresas e inconvenientes que podrían ser difíciles de resolver a través de una pantalla. “Programar un viaje no es solo hacer un clic, es mucho más que eso, es planear con el cliente las actividades que va a hacer, qué le gusta comer, cuánta estadía va a tomar en cada lugar, etc.” explica Bettina González, directora de Boomerang Viajes y agrega que en su caso la recomendación es “elegir primero los destinos a los que le gustaría ir al cliente y después evaluar las ofertas que hay. Es empezar a poner los deseos y sueños de las personas en primer lugar. De esta forma, quizás terminemos definiendo por precio pero siempre entre los destinos a los que soñamos ir”. Es ahí donde el rol del agente de viajes es primordial ya que será el encargado de buscar el mejor precio posible para hacer realidad ese deseo.

“Saber escuchar lo que el cliente quiere, para poder captar la idea y que éste nos cuente lo qué quiere, es fundamental”, dice Bettina. Para ello, el trato personal y el tiempo son las claves. “Lo que sugerimos es tener una entrevista con el operador de viaje, que vengan relajados, sin apuro”, afirma. Durante la charla, “una de las primeras preguntas que le hacemos a nuestros clientes es ¿qué esperan de estas vacaciones? ¿Cómo fue el año, si necesitan tener un momento de descanso, si son activos, prefieren disfrutar de la gastronomía, un buen hotel? Hay muchos detalles que tratamos de equilibrar. No es lo mismo una luna de miel que viajar en otro momento de la pareja, o en familia o con amigos”, aclara la directora de Boomerang Viajes.

Atención personalizada

El agente de viajes está constantemente informado de las tarifas, va a cursos, se capacita, conoce proveedores nuevos que innovan en algún itinerario. Por lo que si tenemos en cuenta que, por ejemplo, en un viaje de 15 días intervienen en prestaciones de servicio un promedio de 40 hasta 80 personas, su acompañamiento es fundamental. “En nuestro caso somos 6 personas, algunos más especializados sobre ciertos destinos, y formamos equipos para acompañar al turista. Siempre hay un operador acompañándolo en todo su viaje, disponible las 24 horas en un teléfono de emergencia ante cualquier problema, además estamos en contacto constante con el destino y con los proveedores”, expresa Bettina González.

Sin dudas, hay datos que solo un agente de viajes nos los puede contar, como que actualmente hay una demora de más de un mes para la tramitación del visado para viajar a China o que Machu Pichu en enero no es aconsejable porque es temporada de lluvias y aludes. ¿Qué ocurriría si hacemos clic sin tener esta información? Su rol hace que el pasajero:

  • Distribuya mejor su estadía en el destino, lo que ayuda a reducir costos
  • Determine un mejor tiempo en las ciudades a visitar
  • Reciba el asesoramiento previo para evitar sorpresas sobre la documentación, visado o vacunas requeridas antes de viajar.
  • Elija las mejores fechas para viajar según el clima o la demanda.
  • Optimice costos al elegir vuelos con las conexiones apropiadas y convenientes.
  • Disfrute su viaje con un itinerario hecho a medida y pensado en cumplir su sueño.

Muchas veces existe la creencia de que si reservamos a través de una agencia, será más caro. “Me arriesgo a decirles que no, porque en el caso nuestro trabajamos sobre costos, el cliente achica gastos del destino y aprovecha mucho más su estadía”. En definitiva, el asesoramiento y el acompañamiento, antes y durante el viaje, son un valor agregado que no se obtienen a través de un clic.

Open chat