Cuba, más allá de sus playas

Decir Cuba es pensar en sus arenas blancas y mar de aguas transparentes. Pero más allá de su hermoso paisaje caribeño, Cuba es, sobre todo, su historia, su música, su cultura, su gente. Perderse por las callecitas de la Habana, con sus antiguos edificios color pastel, o animarse a entrar en el corazón de sus pueblos es una experiencia que alimenta el alma. Te proponemos tomarte unos días y recorrer este país en auto o en bus para vivir, a tu propio ritmo, su esencia con todos los sentidos.

La Habana, detenida en el tiempo

Pensando cada vez más en el turista, Cuba es un país que, poco a poco, se está preparando para recibirlo mejor, sin perder su propia identidad. En La Habana, su capital que en noviembre estará celebrando sus 500 años, te encontrarás con los rostros de la inmigración y las marcas de una revolución que aún persisten. Así en su centro histórico, la Habana Vieja, se conservan restos de la muralla defensiva y una arquitectura que muestra en su estilo el paso de los distintos conquistadores: españoles, británicos, franceses y estadounidenses.

Rosana Denegri, agente de viajes de Bomerang Viajes sucursal San Nicolás, nos cuenta que no podemos dejar de visitar “la Plaza de Armas, el Capitolio, la Universidad de la Habana, la Plaza de la Catedral, el Museo de la Revolución y el de Bellas Artes, el Parque Central, el Gran Teatro de la Habana y el Castillo de los Tres Reyes del Morro”. Un paseo por la calle comercial Obispo y el famoso Malecón, nos llenarán de vida cubana mientras nos movemos al ritmo de la rumba o algún jazz que nos recuerda que estamos en la tierra de Buenavista Social Club, al tiempo que vemos pasar por sus calles empedradas esos clásicos autos de la década del ‘50.

Tomarse un momento para disfrutar de un trago en los emblemáticos bodegones la Bodeguita del Medio (visitada por importantes figuras de todo el mundo) o en el Bar Floridita (del que el escritor y periodista Ernest Hemingway quedó fascinado por sus daiquiris), es hacer un viaje en el tiempo.

Por los pueblos cubanos

Alquilar un auto o tomar una excursión en bus, nos permite adentrarnos al interior de pueblos que nos muestran la vida misma de sus locales. Llegar a Guamá, por ejemplo, es conocer la cultura de una aldea Taína que nos espera con sus espectáculos rituales. Allí mismo, otro atractivo es el criadero de cocodrilos, con más de 10 mil ejemplares, en el que podemos ver al Crocodylus rhombifer y al Crocodylus acutus, dos especies que se encontraban en peligro de extinción y fueron recuperadas gracias al trabajo de los expertos.

    

En contraste, la ciudad de Cienfuegos, fundada en 1819, nos muestra una arquitectura inspirada en el estilo francés con sus columnas y fachadas clásicas. Con el Parque José Martí, el Paseo del Prado, el Arco del Triunfo e imponentes palacetes, como principales puntos de interés, este lugar es también un paseo náutico que invita a caminar por sus playas.

Al llegar a Trinidad, sentirás la sensación de que el tiempo se detuvo entre los siglos XVIII y XIX. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1988, es considerada la ciudad más bonita de Cuba. Aún conserva sus estrechas calles adoquinadas, rodeadas por edificios típicamente coloniales. Su gran patrimonio arquitectónico le valió el título de ciudad-museo. Muy cerquita de ahí se encuentra Santa Clara, llamada la “ciudad liberal”, es el sitio que consagró al Che Guevara como líder para los cubanos luego de su triunfo en la batalla allí vivida. Hoy el revolucionario argentino tiene una Plaza que lleva su nombre, un monumento y un museo. Pero, además, Santa Clara invita a disfrutar de su movida nocturna con restaurantes y espectáculos musicales.

   

Tanto viaje por la carretera merece un buen descanso, y Cayo Los Ensenachos es el mejor lugar. Uno de los más bonitos del archipiélago de Cuba, tiene las mejores playas de la zona. Supo ser un antiguo asentamiento aborigen y hoy se conserva casi como un cayo virgen en el que se pueden apreciar una gran variedad de especies de flora y fauna.

Muchas veces nos quedamos con lo que las publicidades nos muestran de un país, pero si nos animamos a salir del recorrido clásico podremos vivir una experiencia fascinante no solo por encontrarnos con bellos paisajes sino también por ser partícipes de un intercambio cultural único.

Conocé los itinerarios que tenemos para proponerte en auto o en bus.

 

 

Lo que tenés que saber

Rosana Denegri nos cuenta los tips a tener en cuenta antes y durante el viaje:

  • Documentación: pasaporte, Visa Cubana y cobertura médica.
  • Moneda: se utiliza el peso convertible cubano (CUC). Conviene llevar euros y cambiarlos a esa moneda (en hoteles o casas de cambio). También es posible llevar dólares pero no toman un buen cambio.
  • Tarjetas de crédito: las aceptan en la mayoría de los hoteles, pero en pocos negocios o tiendas.
  • Conexion a internet: el wifi no es gratuita y la conexión no es muy buena.
  • Alojamiento: en La Habana lo más conveniente es alojarse en el centro histórico y desde allí recorrer a pie los lugares más cercanos, también es buena opción tomar un bus turístico en la plaza central que recorra los principales puntos de interés.
  • Tragos típicos: Mojito (en La Bodeguita del Medio), Daiquiri (en Bar Floridita), Canchánchara, Cuba libre, Café cubano.
  • Comidas típicas: Cerdo Asado. ropa vieja, arroz con pollo, frijoles negros, sándwich cubano, yuca con mojo, caldosa.
  • Propinas: llevar siempre cambio para dar propinas a maleteros, choferes y mozos. Hay que tener paciencia y entender que ellos viven de ese dinero.
Open chat