Protocolo para alojamientos turísticos seguros

La pandemia por Covid-19 marcará un antes y un después en la forma de hacer turismo. Desde un primer momento la actividad se paralizó completamente a nivel mundial con el desafío de evitar la expansión de la enfermedad. Poco a poco, los distintos sectores que la integran comenzaron a dar respuestas para avanzar hacia una nueva “normalidad turística” con el principal objetivo de cuidar al turista y a quienes trabajan en cada área de servicios. Así, en Argentina el rubro hotelero es uno de los primeros en presentar un Protocolo para, cuando se retomen las reservas, puedan asegurar a sus visitantes el cumplimiento de todas las normativas de seguridad e higiene.

Siguiendo las recomendaciones establecidas por el Ministerio de Salud de la Nación, ofrecen diversas medidas y acciones específicas para hacer frente a la situación actual. Además del distanciamiento social interpersonal de dos metros, la utilización de tapabocas, la higiene de manos, respiratoria y de superficies, el Protocolo para Alojamientos Turísticos incluye:

Check in y check out

  • Habilitar, de ser posible, el pre-check-in virtual, el día anterior o previo a la llegada para que el proceso sea más rápido.
  • Adelantar por mail u otro medio electrónico la ficha de registro, junto con un cuestionario sobre Covid-19, los cuales podrían ser preferentemente enviados o entregados al momento de ingresar al establecimiento.
  • Solicitar e incentivar el uso de medios digitales de pagos.
  • Señalizar los espacios destinados a la espera de turnos de atención, manteniendo en todo momento la distancia interpersonal mínima establecida, la densidad de ocupación no puede exceder en ningún momento 1 persona cada 2,25 metros cuadrados. Se pueden utilizar cintas o líneas demarcatorias que delimiten los espacios. Cuando no sea posible mantener el distanciamiento establecido, se debe considerar la instalación de medidas físicas (mamparas, paneles de vidrio) de fácil y frecuente limpieza, en el mostrador de recepción o front desk.
  • Disponer alcohol en gel y toallas de papel tanto en el espacio del público como en el que corresponde al personal del establecimiento.
  • Minimizar la utilización e intercambio de documentos u objetos.
  • Asegurar la entrega de llaves, tarjetas magnéticas y controles remotos previamente desinfectados.
  • Evitar en una primera etapa, el servicio de bell boy y valet parking, que implican manipular pertenencias de los huéspedes. Ofrecer el servicio solamente cuando el pasajero esté imposibilitado de hacerlo por sí mismo. Permitir que cada cliente guarde su propio vehículo.
  • Destinar en la recepción, un buzón o urna para el depósito de las llaves o tarjetas magnéticas al finalizar la estadía, para su desinfección previo a su reutilización.

Espacios comunes

  • En desayunadores, salones comedores y/o de usos múltiples la disposición de las mesas y sillas deberá garantizar la distancia de seguridad entre personas vigente.
  • En ascensores se deberá sugerir el uso individual o bien no ocupar más del 30% de la superficie de la cabina.
  • Ofrecer alcohol en gel en todos los espacios comunes y garantizar la provisión de agua y jabón en sanitarios, asegurando su reposición.
  • Generar, en la medida de lo posible, un sólo sentido de circulación, disponiendo un área de ingreso y otra de egreso principal y a los distintos sectores del alojamiento, evitando el cruce entre personas y reduciendo la proximidad entre las mismas.
  • Sugerir a las y los huéspedes evitar circular innecesariamente por las áreas públicas.
  • En principio se sugiere no permitir el ingreso a la piscina, spa y gimnasio, salvo que la autoridad sanitaria de su jurisdicción indique lo contrario. Esto podría variar según la fase de la pandemia.

Desayuno

  • Evitar la manipulación de alimentos, pinzas o cucharones por parte de los huéspedes en el servicio de desayuno buffet, se recomienda que personal del establecimiento los asista, utilizando elementos de protección, y sirva a cada uno de los clientes.
  • Sugerir el servicio de desayuno en la habitación, ofrecer la modalidad take away y/o disponer cafeteras o pavas eléctricas en las habitaciones
  • Flexibilizar el horario de desayuno para propiciar un mejor orden de horarios para el staff de servicio y cocina y el cumplimiento del distanciamiento social.
  • Ofrecer la reserva previa de horario, lo cual permitirá planificar la cantidad de personas, desde el día anterior, estableciéndose un tiempo prudente del consumo del servicio para cada turno y el cumplimiento del distanciamiento social.
  • Priorizar la utilización de servilletas y mantelería de un solo uso. Se sugiere utilizar individuales y retirarlos luego de cada uso para su limpieza y desinfección. En caso de tener que utilizar manteles, cubrirlos con un protector de nylon cristal para facilitar su limpieza, o bien cambiarlos tras la utilización de cada cliente.
  • Ofrecer a los huéspedes solución de alcohol 70%, agua 30% antes de ingresar al desayunador.
  • Los huéspedes deberán arribar al desayunador con barbijo social y retirarse el mismo únicamente para consumir alimentos, según normativa vigente en la jurisdicción.

Salón comedor

  • Ampliar el horario del comedor o brindar servicio de comida mediante reservas.
  • No disponer utensilios platos, vasos, etc. en las mesas antes de la llegada de las y los comensales.
  • Brindar el servicio con personal del establecimiento, evitando el autoservicio de alimentos. Se sugiere ofrecer platos a la carta, en porciones individuales.
  • Asegurar la desinfección de los utensilios utilizados entre comensal y comensal. Cambiar frecuentemente las pinzas, cucharas y otros utensilios utilizados.
  • Presentar la carta en formato digital o plastificada para facilitar su desinfección.
  • Ofrecer bebidas cerradas en botella o lata.
  • Evitar la colocación de manteles. Utilizar individuales y quitarlos luego de cada uso para su limpieza y desinfección. En caso de tener que utilizar manteles, cubrirlos con un protector de nylon cristal para facilitar su limpieza o cambiarlos tras la utilización de cada cliente.
  • Sugerir a los huéspedes el cargo a la habitación para evitar manipular dinero o tarjetas.
  • Se sugiere retirar los productos de frigobares en las habitaciones y reemplazar el servicio con una carta plastificada o en código QR, que presente los productos a disposición en la recepción, restaurante o desayunador.

Habitaciones

  • Se sugiere proteger colchones con cubre colchón o cubre sommier y las almohadas con fundas protectoras.
  • Ventilar las habitaciones el mayor tiempo posible y durante su limpieza y desinfección. Una vez realizado el check out, dejar liberada la habitación por el tiempo necesario para asegurar su correcta ventilación, limpieza profunda y desinfección.
  • Cuando el huésped abandone la habitación definitivamente, quitar todos los elementos de aseo y desecharlos: rollos de papel higiénico, bolsas de residuos, entre otros.
  • Almacenar las sábanas y toallas limpias en un armario cerrado y manipular, procesar y transportar por separado de la ropa usada.
  • Clasificar la ropa sucia fuera de las habitaciones.
  • Desinfectar superficies de contacto como picaportes, interruptores, teléfonos, control de televisión o del aire acondicionado, mesas, entre otros.

Cuidar al turista siempre fue la prioridad de quienes trabajan en el sector turístico pero, hoy más que nunca, las buenas prácticas se refuerzan y aumentan para que volvamos a disfrutar de los destinos priorizando la salud.

Open chat