Un turista consciente, es un consumidor responsable

El punto de partida para el desarrollo de un Turismo Solidario, como forma de alcanzar la sostenibilidad, es la decisión de promover e incentivar un consumo responsable. Esto significa saber, entre otras cosas, de dónde viene y adónde va aquello que consumimos. Premisa que, en tiempos navideños con la tradición de los obsequios, cobra mayor relevancia.

Como agencia de viajes, la responsabilidad es garantizar las modalidades de consumo respetuoso con el medioambiente y, particularmente, en lo que se refiere al diseño de los viajes se trata de seleccionar una cadena de suministro que garantice una producción sostenible o, al menos, que esté presente en su agenda para dar pasos en esa dirección.

“Nuestra experiencia nos demostró que el consumo y la producción sostenible consisten en fomentar el uso eficiente de los recursos y la eficiencia energética” cuenta Bettina González, directora de Boomerang Viajes. Y agrega que “en el caso de la elección de los destinos debemos identificar infraestructuras sostenibles y facilitar el acceso a los servicios básicos, que los trabajadores tengan condiciones que resguarden ambientes ecológicos y un trabajo decente, con una distribución equitativa de los ingresos, en especial para tener una mejor calidad de vida para todos”.

La clave está en una mirada integral, realizando un trabajo desde un enfoque sistémico, con las alianzas y todos los participantes de la cadena de suministro, desde el productor hasta el consumidor final.

Para visibilizar la producción y consumo responsables que implica cada propuesta de Boomerang Viajes, hemos diseñado los sellos de Sostenibilidad como instrumentos para resaltar el impacto positivo que genera por ser:

  • RESPONSABLE: “Asegurar el trabajo del otro”
  • INTERCULTURAL: “Valorizar la cultura del otro”
  • ECOLÓGICO: “Resguardar el ambiente del otro”
  • 100% LOCAL: “Aportar a la sostenibilidad de vida del otro”

Producción responsable, turismo sostenible

Con el objetivo de asegurar el resguardo en la cadena de suministro de los puestos de trabajo y la promoción de la cultura y los productos locales, nos enfocamos muy fuerte en dos ejes:

  • Trabajar sobre la cadena de suministro

Asegurarnos que la producción beneficie, ante todo, a los productores locales fortaleciendo el desarrollo local, para garantizar la sostenibilidad en la gestión y en el uso eficiente de los recursos naturales.

Un aspecto central es la cadena de producción de alimentos; para minimizar la pérdida de alimentos al momento de la cosecha.

Analizar las condiciones del destino vinculadas a la contaminación de la atmósfera, el agua y el suelo a fin de disminuir sus efectos adversos en la salud humana y el medio ambiente. Programar los viajes buscando ante todo reducir el impacto en la emisión de gases de efectos invernadero.

En cuanto al trabajo con grandes empresas o cadenas internacionales, debemos identificar sus políticas y prácticas sostenibles y, especialmente, solicitar que emitan informes sobre sostenibilidad.

  • Sensibilizar, concientizar y formar al viajero

Nuestra tarea central consiste en involucrar a los consumidores mediante la sensibilización y la educación sobre el consumo y los modos de vida sostenibles, facilitándoles información adecuada sobre el impacto que provocará aquello que consumirán:

– Quiénes intervendrán en la prestación de los servicios turísticos (transporte, alojamiento, servicios, guías y actividades recreativas, gastronomía, entre otras).

– Comunicar si los alimentos provienen de un radio de al menos 50km. de distancia del destino (producción local).

– Generación de desechos mediante actividades de prevención, reducción, reciclado y reutilización.

– Informar al pasajero sobre la Huella de Carbono de su viaje.

Ph: Reserva Natural Otamendi

Consumo responsable, turista consciente

Al elegir un destino, adquirir un paquete o seleccionar un servicio, todos podemos contribuir al desarrollo económico y social del lugar visitado. Así, como turistas conscientes, nuestra responsabilidad en el consumo responsable implica:

– Comprar artesanías y productos fabricados en la zona para apoyar la economía del lugar. Además, éstos son verdaderas manifestaciones de la cultura local.

– Respetar los precios fijados, que son producto de un trabajo consensuado y con criterios de comercio justo.

– No comprar productos elaborados a partir de plantas o animales en peligro de extinción.

– Ayudar a conservar el entorno natural, no levantar ni llevarse restos arqueológicos protegidos.

– Usar de un modo responsable los recursos (agua, energía) evitando derroches.

– Limitar la producción de residuos y ubicarlos en el lugar indicado para tal fin.

– No molestar a los animales.

– Respetar las indicaciones de los guías baqueanos durante las actividades.

De esta forma, al elegir una producción responsable debemos conocer cuánto impacta en la promoción del desarrollo local, el gasto de nuestro viaje.

Compras sostenibles

Ya sea que compremos una artesanía o un viaje, en cualquier caso esa acción genera un impacto en el emprendedor, la empresa, el productor, la comunidad y la sociedad misma. Por eso, desde Boomerang Viajes queremos invitarte en estas fiestas navideñas a realizar compras conscientes, eligiendo empresas con Propósito. En este catálogo, se encuentran las Empresas B (bit.ly/catalogoEmpresasB) que ofrecen productos y servicios que harán que el impacto de tus compras sea positivo.

Open chat