San Juan, entre el cielo y la tierra

Cuando elegimos un destino para nuestras vacaciones hay muchas cosas que podremos saber antes de emprender el viaje: adónde iremos, qué excursiones haremos, con quién y cómo viajaremos. Pero hay algo que solo descubriremos una vez llegados a nuestro destino y es la emocionalidad que nos produce el lugar visitado y su gente. Así les pasó a Eleonora y su mamá María del Rosario al llegar por primera vez a la ciudad de San Juan y a Barreal.

En un viaje muy esperado por ambas, madre e hija visitaron la Casa Natal de Sarmiento, la Catedral, el Teatro del Bicentenario donde pudieron disfrutar de un espectáculo homenaje por los 100 años del nacimiento de Astor Piazzola, el Dique de Ullum, el Observatorio y Pampa del Leoncito, entre otros atractivos. Pero, como nos cuenta Eleonora, “el propósito de nuestro viaje no era solo turístico sino estar en un lugar tan especial como Barreal, con las estrellas, las montañas y este encuentro con mamá que lo anhelábamos mucho. Siento que Boomerang Viajes nos acompañó también desde ahí. Es otra forma de vivir un viaje”.

La conexión con los paisajes, la naturaleza y los lugareños fue tan grande que María del Rosario no pudo esperar a llegar a Buenos Aires para expresarlo y, estando todavía en tierras sanjuaninas, dejó plasmado con estas palabras, que comparte con toda la comunidad de Boomerang Viajes, todos los sentimientos y sensaciones vividas:

San Juan

Desde la profundidad más absoluta, en el silencio de millones y millones de años de la Tierra… el aire suave, fuerte, envolvente, se expande hacia el inconmensurable infinito de estrellas. El Cielo se ve tan diáfano y cercano, que se siente al alcance de la mano.

¡Misterio insondable y soledad cósmica que envuelve en la completa inmanencia de la condición humana!

San Juan, privilegiada y elegida por la naturaleza. Descubierta cada día por los tantos y tantos visitantes que llegan a esta provincia por primera vez. Asombro y deseos de recorrerla y abarcarla… descubrirla, meterse y querer comprender su idiosincrasia, su profundo latir.

San Juan, majestuosa y sencilla. Con tantos atavismos como habitantes ha tenido desde el comienzo de su historia. Su antigua, muy antigua, genealogía expresa costumbres y estilos de vida mimetizados con la tierra, la naturaleza, sus creencias y costumbres arraigadas.

Entre las profundidades arqueológicas de su esencia y la fascinación del infinito al alcance de los ojos… la calidez de su diario existir muestra la sencillez del espíritu de un pueblo que vive, trabaja, lucha entre la bendición y el desafío de la naturaleza de su tierra que, cada tanto, se sacude peligrosamente del letargo de la añosidad de su origen.

Entrañable San Juan. Sus aromas, sus colores, el calor de su sol en la piel, tanta riqueza emocional y sensorial… en el encuentro entre el cielo y la tierra…

Llevamos, de esta increíble conjunción, su magia en la retina y en el corazón.

 

Con la compañía permanente de un guía local, visitaron también el cerro Alcazar y emprendimientos de aromáticas, dulces y miel. “Si no hubiésemos armado el viaje así, hubiese sido imposible llegar a Barreal”, dice Eleonora y afirma que “es el primer viaje pero no va a ser el último que hacemos con Boomerang. Siento que hay que seguir difundiendo todo lo que tenemos de nuestro país”.

¿Querés viajar como Eleonora y María del Rosario? Comunicate con Boomerang Viajes para que nuestros profesionales te asesoren y preparen tu viaje a medida, en el que vivirás experiencias únicas como Viajero Consciente.

Open chat