Snorkel con lobos, todo el año

Sumergirse en las aguas del océano Atlántico para encontrarse con curiosos y amigables lobos marinos es una experiencia que no podemos dejar de vivir. Durante todo el año, la lobería de Punta Loma, a 17 kilómetros de Puerto Madryn (Chubut), nos permite hacer realidad esa vivencia que, con la práctica de snorkeling y junto a guías locales especializados, nos regala un encuentro inolvidable.

 

Punta Loma es una reserva faunística que protege a los lobos marinos de un pelo en la costa del Golfo Nuevo. Desde allí, luego de una navegación en lancha, los turistas ya equipados con traje de neoprene y patas de rana, ajustan su snorkel y se lanzan a la aventura de encontrarse cara a cara con estos simpáticos mamíferos. Luego de unos minutos de reconocimiento, es posible que los visitantes estén rodeados por una decena de lobos marinos que con simpatía buscan sus manos para jugar.

Toda la excursión se realiza de manera consciente, con guías especializados de agencias que cumplen con requisitos de Responsabilidad Ambiental y cuidan las barreras de control con la naturaleza, para no sobrepasar la línea natural de la costa y no invadir el hábitat de los lobos marinos.

Lo que hay que saber antes de viajar

  • La reserva de Punta Loma cuenta con la presencia de animales para ser visitada todo el año.
  • Se deben tener en cuenta los horarios de bajamar.
  • Disponer de, al menos, de tres días para garantizarse poder hacer la excursión de snorkeling con lobos, ya que cuestiones climáticas pueden cancelarla.
  • No es necesario contar con equipo para snorkeling, es provisto por la empresa encargada de la excursión.

 Sobre la excursión:

  • Duración: la actividad de snorkel dura 50 minutos aproximadamente y la excursión entera alrededor de 3 horas.
  • Edad sugerida: 7 a 65 años
  • Temporada: todo el año
  • Dificultad: Baja
  • Se recomienda tomar una excursión de avistaje previa para ver el comportamiento en tierra y tener una experiencia más completa.
  • Una vez en el agua se recomienda quedarse fijo y dejar que ellos se acerquen naturalmente y por su característica curiosa en poco tiempo van a estar nadando cerca nuestro.
  • Llevar traje de baño, toalla.

Un paseo por la reserva

La reserva también cuenta con senderos interpretativos y un mirador para apreciar la totalidad de la colonia de lobos marinos, así como de otras especias típicas como cormoranes rockeros y gaviotines sudamericanos, además de una bella vista del mar.

El camino desde Madryn hacia la lobería es un atractivo en sí que se puede disfrutar tanto de ida como de vuelta. El trayecto es de ripio, lo que obliga a reducir la velocidad y permite apreciar la hermosa naturaleza que lo acompaña. Un paisaje árido, típico de la costa patagónica, invita a estar atentos para ver cruzar, en cualquier momento, guanacos, zorros, ñandúes, maras y copetonas. Y, si se cuenta con tiempo, una parada obligada es bajar a conocer alguna de las playas que bordean la ruta, como El Pozo, Paraná, Punta Este o el Kaiser.

Compromiso sustentable

Es importante destacar que en toda la reserva faunística se llevan a cabo prácticas sustentables que incluyen la separación de basura, el uso de elementos reusables (vasos, termos, botellas, entre otros), y la reutilización de bolsas plásticas que cuando llegan a su fin se utilizan para eco ladrillos.

Además, tiene un convenio por el cual se colabora con CONICET para analizar el cambio de vida y conductas de las especies, principalmente con la actividad de snorkel. Y la navegación que se realiza es con lanchas con motores de muy baja contaminación.

Al programar un viaje, el asesoramiento del agente de viajes es clave para optimizar tiempos, aprovechar cada recorrido y hacer las excursiones que más se ajustan a los deseos de cada uno. Te invitamos a contactar con Viviana Canteros, quien te asesorará sobre la mejor opción para que disfrutes del snorkel con lobos durante todo el año: viviana.canteros@boomerangviajes.tur.ar

 

Open chat